Comunicado 11

El CCIO de la UCR articula acciones con Mesa de Educación del COE nacional a través de CONARE

25 de marzo de 2020

Con el fin de mantener una acción de respuesta institucional coordinada durante la declaratoria de emergencia nacional por COVID-19, los recursos institucionales de la Universidad de Costa Rica se centralizan y gestionan (a nivel interno y externo) a través del Centro Coordinador Institucional de Operaciones (CCIO).

Con la alerta amarilla, declarada por la Comisión Nacional de Emergencias, el pasado 8 de marzo, el país activó diez mesas operativas temáticas que permiten movilizar recursos de manera interinstitucional a partir de los lineamientos nacionales y la articulación del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) Nacional, según se establece en el Plan de Acción del Evento COVID-19.

El CCIO sea articula con el COE nacional por medio  de la Mesa de Educación, donde están integradas las universidades públicas a través de la Subcomisión de gestión de riesgos del Consejo Nacional de Rectores (Conare). En esta mesa operativa también participan el Ministerio de Educación Pública, CENCINAI, el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y el Conesup.

En  este  contexto,  el  CCIO  funciona  como  la  instancia  técnica  especializada  que debe articular y canalizar el mejor uso de los recursos de la institución para atender la emergencia desde la UCR. Por lo tanto, toda la información que se genera en la Universidad sobre lo que estamos aportando o podemos aportar para la atención de la emergencia por COVID-19 debe canalizase por este mecanismo.

Recordando que en esta situación la información oficial debe ser coordinada y establecida a través del CCIO, se insta a las diferentes unidades académicas y de investigación, así como a equipos interdisciplinarios de trabajo y expertos, entre otros miembros de la comunidad universitaria, a enviar sus sugerencias, aportes e iniciativas mediante el correo: ccio@ucr.ac.cr para ser elevadas a las autoridades nacionales correspondientes.

Se reitera a la comunidad universitaria que, al mismo tiempo, esta instancia técnica especializada se mantiene trabajando de manera coordinada con autoridades y  nivel operativo interno para que la Universidad mantenga su operación básica durante la emergencia y así garantizar el mayor nivel posible para la continuidad de los servicios institucionales.